Archivos para las entradas con etiqueta: Fecha de publicación sin determinar

Zazpi7ka. Suplemento dominical de Gara. Kuxkuxean, pag 4, 2007

XABIER ANTOÑANA

«Es un insulto pisar la tumba de César Borgia, que pudo lograr la independencia de Nafarroa»

Foto: Idoia Zabaleta

La localidad navarra de Viana celebra este año el V centenario de la muerte de César Borgia y un nuevo Nafarroa Oinez. El polifacético XabierAntoñana nos adentra en sus murallas y ejerce de guía privilegiado.

¿Cómo definiría Viana?
A pesar de su carácter fronterizo, no es una ciudad conflictiva. Sus gentes no se dejan engañar ni dominar y siempre han estado divididos en dos bandos bien diferenciados, pero unidos para luchar por Nafarroa y sus reyes.
Euskara en la Ribera. ¿Ciencia ficción?
No, ni mucho menos. Cuando en el año 75 me propusieron montar una ikastola en Viana, aquello sonaba a quimera. Hoy no puedo evitar la gran satisfacción que siento cuando, después de todas las penurias y el esfuerzo realizado por personas como Angel Pellejero Corres, descubro a los chavales hablando euskara en la plaza del pueblo.
Segunda ocasión que el Nafarroa Oinez visita esta localidad. ¿Cuántas cosas han cambiado en este espacio de tiempo?
Jamás hubo tanta gente en Viana como en el Nafarroa Oinez del 92 y aquello legó una huella muy profunda en la mentalidad de la gente.
Con el tiempo, ¿Viana puede servir como ejemplo de la pluralidad cultural de Nafarroa?
Sin duda. Es una muestra de una realidad cultural que va más allá del incomprensible obcecamiento que demuestran algunos mandatarios políticos.
Ciudad fronteriza, cuna de leyendas y epicentro histórico. Pero sigue siendo una gran desconocida…
Las puertas de sus murallas están abiertas para recibir al visitante. Su legado histórico es toda una invitación para ser redescubierta.
¿Y cómo asume esta protagonista su actual papel secundario?
Lo lleva mucho mejor. De ser una plaza fuerte, pasó al ostracismo completo. Era como una vieja dama decrépita. Hoy en día, está recuperando buena parte de su esplendor perdido.
V centenario de la muerte de César Borgia. ¿Es lícito seguir pisando su tumba?
Es un insulto pisar la tumba de alguien que tuvo en su espada la oportunidad de lograr la independencia de Nafarroa.
Y si ahora levantara la cabeza, ¿qué les diría a los navarros?
Probablemente nada. Se armaría nuevamente y seguiría peleando contra Castilla.
Pasan los años y Nafarroa sigue ejerciendo su rol de moneda de cambio.
Es la eterna losa que pesa sobre nosotros. Espero que el pueblo tome conciencia de estos actos rastreros y miserables que estamos padeciendo.
¿Y cómo titularía el autor Navarro Villoslada esta crónica histórica y política actual?
Tenía muy mal genio y era muy proclive a Euskal Herria. Probablemente la titularía “¡Iros al carajo!”.
Si repasáramos su álbum de recuerdos personales, ¿cuál ha quedado grabado con mayor nitidez?
El día que el alguacil me dio el permiso para abrir la primera ikastola de Viana.
Pequeña guía para un futuro visitante. Una hora y un rincón de obligada visión.
Al atardecer. Las ruinas de la iglesia de San Pedro.

Anuncios

3 de julio de 2002

         El que no quiera polvo, que no vaya a la era. Escribir y escribir, poner el dedo en la llaga, una vez y otra vez, y así hasta ciento, rozar el fascal del despacho garzoniano, que sí, que yo también formo parte de la malla, a escasos años del umbral celestial, a la espera de la visión divina, ¡qué será aquello!, riadas de gentes tocando turutas construidas con gladiolos amarillo y blanco, vagando en grandiosa soledad por entre nubes carmesí y mares fosforescentes, césped de grama y olorosa hierbabuena, y uno que llama al portón del firmamento y el ujier te responde que esperes, lo tuyo está visto para sentencia, convicto y confeso, que me lo ha filtrado mi colega de la sala de audiencias.
Leer el resto de esta entrada »

3 de marzo de 2002

Ya que te has metido en ese berenjenal, escalón de fama y nombradía sin tener que besarle humillado los pies a reina ni rey, a ver si quedas como un señor, “me llamo Jacinto Garbayo, qué pasa!”. En los tiempos de la lejanía, sin haber encendido todavía ni tú ni yo los candiles del existir, quiero recordar que los zurdos entonaban algo así: “Canturreaban los carlistas / que liberales no había. / Salieron tantos traidores / como chiquillos nacían”. Aquí, en estos horizontes, cambiar de postura está muy mal visto, es una mancha negra en la personalidad y se extiende a todos los brazos del clan familiar.

Leer el resto de esta entrada »

5 de enero de 2002

            ¡La música, mi carrera frustrada!. Tanto estudiar lenguas vivas y muertas, que si latín, griego, inglés, francés, ¡y para qué carreras de postín!. Para andar por el mundo, dicen, pero, si no tienes medios ni tiempo, de poco sirven los idiomas, a no ser que lo conviertas en la herramienta para ganarte el pan con el sudor de tu frente. Otros de mis amigos lo entendieron con más pagmatismo, más listos, eran los rezagados de la escuela, pero lo hicieron mejor, se dedicaron a crear empresas o plantar viña y hoy están forrados de billetes verdes, millones y millones gracias a la uva, y me alegro. Viven a costa del sudor de su frente, la del vecino, el jornalero. Ellos, mientras tanto, se plantan en hoteles de cinco estrellas de un Londres, por ejemplo, y no tienen reparo en comunicarse con los compañeros de viaje por medio de un chiflido de punta a punta del vestíbulo, y el gerente le llama la atención y le dice que “aquí, en Inglaterra, no se chifla de esas maneras tan pueblerinas”, y mi conciudadano le replica “que no, oiga, que es un hablar, mi amigo reconoce mi chiflido y ya sabe lo que quiero decirle”, ¡histórico!, y el gerente le mira y no comprende nada y el amigo millonario, tampoco, que no habla inglés ni falta que le hace.

Leer el resto de esta entrada »

1 de septiembre de 2001

La zanja en la que se atrincheró UPN frente a su feroz enemigo, el Euskera, está rozando límites insoportables. Y, entre réplicas, triduos y rosarios, aquí siguen sin resolverse los problemas, graves, acuciantes, de la sociedad. Es indigno los zarpazos, sucios, provocadores, asestados al idioma que más lucha por defenderse para sobrevivir. Resulta aberrante que un patrimonio cultural como ése, tan nuestro, del cual tan orgullosos deberíamos sentirnos todos y fomentarlo, ciertos euskaldunes lo desprecien hasta el extremo de desear con toda su alma borrarlo del mapa lingüístico y avergonzarse de usarlo.

Leer el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: