El Pleno del Parlamento Foral de Navarra conoció en la mañana de ayer un apasionado debate sobre el contencioso Navarra- Euskadi y el derecho de autodeterminación del pueblo vasco, a propósito de una enmienda presentada por el grupo parlamentario abertzale Amaiur al proyecto de funciones, composición y forma de elección de las instituciones forales, en la que se proponía a la Cámara que aprobase un texto según el cual el Parlamento debería ejercer las funciones legislativas tendentes a lograr la unificación institucional de Euskal Herría, siguiendo el principio de autodeterminación.La polémica se originó cuando el portavoz de Amaiur, Xabier de Antoñana, refiriéndose al proyecto sometido a debate, afirmó: «Podéis seguir engañando, si os da la real gana y aún queda gente que se deje engañar. Pero el día que tengamos la mayoría real, y no consensuada, romperemos este panfleto en mil pedazos y haremos otro. Otro para todos los navarros, no solamente para unos cuantos señoritos. Aquel día daremos oportunidad a todos los navarros sin distinción ni partidismos para que ejerzan su derecho a la autodeterminación como pueblo soberano».

Estas afirmaciones, y especialmente el apelativo de panfleto con que Antoñana calificó el proyecto que se estaba debatiendo, fueron ampliamente contestadas por el diputado foral de Economía, Angel Lasunción (UCD), quien afirmó que «Navarra es parte: de. Euskal Herría, en la parte que le corresponde, pero no de Euskadi, que es un proyecto político de Ala va, Guipúzcoa y Vizcaya. Y es que Euskal Herría es algo que está por encima de Francia y España y que refleja una comunidad natural vasca, pero no tiene que ver en absoluto con el proyecto político denominado Euskadi. Los navarros queremos mandar y gobernar en nuestra propia casa. Si alguien nos demuestra que desde fuera nos van a gobernar mejor, lo aceptaremos. Pero de momento, prefiero mantener el principio de administrarnos solos, aunque sea peor».

A su vez, él portavoz socialista Gabriel Urralburu, precisó, refiriéndose a ETA, pero sin citar por su nombre a esta organización, que varios miembros del PSOE estaban amenazados de muerte, y se preguntó «¿qué nos pasaría a algunos de nosotros si ustedes (aludiendo a los grupos abertzales radicales) llegan a conseguir esa mayoría algún día?».

Iñaki Aldekoa (HB), después, de rechazar las afirmaciones de Lasunción, manifestó que el artículo 2 de la Constitución española, que se refiere a la indisolubilidad de España, no sabía si era «teología o pudismo encubierto. Establézcase de una vez en la Constitución el principio de la autodeterminación, porque los vascos tenemos tanto derecho a decir que la unidad política de Euskadi es indisoluble como los españoles a afirmar que España es indivisible. Nosotros no somos nacionalistas, somos patriotas y socialistas vascos. Los nacionalistas, nacionalistas españoles, son ustedes, los de UCD, PSOE y UPN».

Finalmente, fue aprobada la disposición mediante la cual el Parlamento Foral será el órgano que decidirá la separación de Navarra de las comunidades autónomas en que Navarra pudiera integrarse.

Anuncios